Conectividad de usuarios remotos

La solución NX para conectividad remota

Conexiones remotas como si fueran locales

El protocolo NX ha sido específicamente diseñado para comprimir los datos en sesiones gráficas con ventanas y asegurar la persistencia de las sesiones en entornos conectados a través de comunicaciones poco fiables. Como resultado con NX se puede trabajar con escritorios remotos como si estuvieran en redes locales a través de líneas de comunicación relativamente lentas y con altas latencias, típicamente líneas ADSL, manteniendo la ejecución de las aplicaciones en los sistemas centrales.

NX comprime el protocolo de ventanas X11 para minimizar la cantidad de datos que es necesario transmitir. Para ello utiliza distintos algoritmos de optimización y cache, todos encaminados a conseguir que la experiencia en la utilización de las aplicaciones de un usuario remoto no difiera de la de un usuario local. Por ejemplo, una vez establecida la sesión cuando un usuario mueve su ratón por el menú el protocolo NX permite que los desplegables de comandos aparezcan instantáneamente y con suavidad. NX redirige también a los sistemas remotos el audio y las impresoras, para que la experiencia sea completa.

La tecnología de NX

NX tiene una arquitectura de dos componentes básicos, el cliente NX y el servicor NX. El cliente se ejecuta en el sistema remoto y se encarga de proporcionar una capa que permite a las aplicaciones del sistema remoto utilizar el protocolo de forma absolutamente transparente. El cliente de NX , con su componente nxproxy realiza todo el proceso de conversión al protocolo NX y mantiene las sesiones y el transporte con el servidor NX, instalado en los sistemas centrales. Los equipos clientes pueden ejecutar Windows, Linux, MacOS o Solaris.

En el lado servidor además se instala el componente nxagent. En su conjunto el sistema NX el servidor actúa como un servidor X server, por lo que las aplicaciones no tienen que sufrir ninguna modificación para trabajar con NX y "creen" tener el sistema remoto en modo local. En realidad, sin embargo, la conexión a través de la línea de datos no se realiza con el protocolo X, sino con NX, eliminando la mayor carga de confirmaciones y paquetes redundantes que la conexión ordinaria requeriría.

Adicionalmente el protocolo también realiza una compresión de datos, pero las mayores mejoras de rendimiento provienen de su inteligencia en el manejo de paquetes con comandos de gestión de ventanas y los sistemas de cache.

En sistemas reales las mejoras pueden llegar a ratios de 1:1000, reduciendo la necesidad de ancho de banda y reduciendo substancialmente la percepción de latencia por los usuarios.

Si deseamos conectarnos a sistemas Linux o Unix, que incorporan de forma nativa el protocolo X Window, el componente servidor de NX puede ejecutarse en el mismo sistema que ejecuta las aplicaciones. Si nuestra conexión es a sistemas Windows, el servidor NX actua como un proxy que proporciona la conectividad a los sistemas clientes, pero es necesario que los escritorios Windows estén ubicados en otro sistema, ya sea físico o virtualizado.

La seguridad de la comunicación y encriptación de datos se consigue mediante conexiones ssh. NX establece directamente túneles ssh entre sus componentes cliente y servidor, a no ser que se configure expresamente para que no lo haga.

Fácil de implantar y utilizar

Desde el punto de vista del usuario final NX es totalmente transparente. Si se desea, puede configurarse de tal forma que las sesiones de los usuarios sean persistentes, es decir, se mantengan incluso si el usuario desconecta su dispositivo de trabajo. Esto permite poder mover las sesiones entre dispositivos; así un usuario puede desconectar su dispositivo en la oficina y reconectarse una vez haya llegado a su casa, apareciéndole la pantalla con las aplicaciones en la misma situación que las dejó (editando un texto concreto, por ejemplo).

NX server dispone además de herramientas para el despliegue, gestión y monitorización, por lo que es una herramientas básica para transformar un entorno de escritorios tradicionales en un entorno de escritorios virtuales gestionado de forma centralizada accesible desde cualquier lugar con dispositivos ligeros.

Conclusiones

NX es una solución empresarial para acceso remoto seguro, virtualización de escritorios y acceso a servicios de terminal basada en software libre. NX permite ejecutar cualquier aplicación con ventanas en servidores remotos con cualquier sistema operativo Linux, Unix o Windows a través de líneas ADSL de una forma segura, eficiente y económica.

El protocolo NX proporciona una compresión de los datos necesarios para el manejo de ventanas y asegura el mantenimiento de la sesión en entornos conectados a través de comunicaciones poco fiables. Este software permite trabajar con escritorios remotos como si estuvieran en redes locales a través de líneas de comunicación realtivamente lentas y con altas latencias.

NX Server permite también utilizar audio en el dispositivo remoto, además de poder acceder a recursos de almacenamiento locales o impresoras conectadas al bus USB del thindesktop. Con NX Server el acceso a escritorios remotos, servidores y aplicaciones es rápido y seguro.

NX Server está basado en software libre, por lo que no son necesarias las grandes inversiones en licencias necesarias para implantar infraestructuras equivalentes basadas en software propietario, como por ejemplo Citrix.

Referencias

http://www.opscons.com/soluciones/thindesktop/nx-server

http://www.nomachine.com